Periscope y las apuestas “ilegales” en el tenis

En el mundo de las apuestas deportivas cada segundo cuenta y es por ello que algunos apostadores utilizan ocasionalmente tácticas poco ortodoxas para así obtener mayores ganancias.

Existen numerosas apps, las cuales se pueden descargar directamente desde las propias plataformas web de apuestas, que han sido diseñadas especialmente para que la experiencia del apostador online sea mucho más completa.

Otras apps sin embargo suponen un riesgo para las casas apuestas deportivas ya que son utilizadas de forma ilícita por algunos apostadores con la intención de multiplicar sus beneficios.

Meerkat App o Periscope, la famosa herramienta de transmisión de vídeo por streaming utilizada por deportistas como el defensa central del FC Barcelona, Gerard Piqué, son un claro ejemplo de ello.

Muchos apostadores, en concreto muchos aficionados del tenis, han visto un filón enorme con dichas apps ya que éstas consiguen emitir la señal en directo a cualquier dispositivo móvil o tablet, cuando la retransmisión por televisión en ocasiones puede llegar a retrasarse unos segundos. Esos segundos son esenciales para que las apuestas puedan ser amañadas.

Tal es la preocupación por el tema de las apuestas ilegales, así como el de la piratería, que en algunos eventos deportivos de masas como por ejemplo el torneo de Roland Garros, el cual se celebra estos días y hasta el próximo 5 de junio, se ha prohibido por completo el uso de este tipo de aplicaciones en las gradas.

Tanto asistentes como miembros de la prensa son advertidos antes de entrar al estadio y la vigilancia es extrema durante los partidos.

En caso de incumplimiento, la persona puede ser expulsada e incluso inscrita en una lista negra para así evitar que entre a otros campeonatos de tenis.

En otros eventos deportivos de gran magnitud también se ha delimitado su uso para uso particular.

El COI por ejemplo ha censurado las grabaciones “extraoficiales” -aunque sí están permitidas si son para para uso personal- dentro del recinto olímpico durante los próximos Juegos Olímpicos de Río.

La UEFA ha hecho lo propio para la Eurocopa Francia 2016.

En otras categorías deportivas todavía no existen métodos concretos que las prohíban explícitamente, aunque sí regulan el uso de estas herramientas durante las competiciones.