Claves del patinazo de España ante Italia

Ya lo predijo Iker Casillas en su día: es muy improbable que España consiga ganar su tercera Eurocopa consecutiva.

El sueño de España de hacerse con el codiciado título continental se truncó ayer tras caer en octavos por dos goles de una Italia que claramente dominó sobre el campo de juego.

Después de su derrota ante la selección de Croacia, los seguidores de La Roja se reencontraron ayer con aquella España que fue marcada por la goleada de Holanda en el Mundial de Brasil de 2014, una España desconcertada y con una línea de defensa algo tocada.

Límites en la defensa

A pesar de que David de Gea despuntó en bastantes ocasiones, en concreto los primeros minutos por aplacar dos tiros de la selección italiana: un potente remate del delantero Graziano Pellè y otro del centrocampista Emanuele Giaccherini, el constante ataque de Italia, especialmente de Pellè y Daniele De Rossi dominando el centro del campo, superaba el juego defensivo de España.

Varios avisos tuvieron los españoles hasta que en el minuto 33, tras una falta de Sergio Ramos a Pellè, Italia tiró a matar y aunque De Gea despejó, los italianos aprovecharon la oportunidad con más ligereza que la defensa española para adelantarse y marcar el primer tanto. El único jugador que intentó responder al rechazo, aunque sin éxito, fue Gerard Piqué.

El potente ataque de Italia

A pesar de que al principio del segundo tiempo los cambios de Vicente del Bosque incluyendo a Aritz Aduriz, el cual sustituyó a Nolito, y poniendo a Álvaro Morata a la izquierda resultaron algo alentadores para crear alguna que otra ocasión de gol, la lesión de Aduriz y el muro infranqueable de la selección italiana dejaron a España al descubierto.

Uno de los jugadores clave de la selección italiana fue el guardameta Gianluigi Buffon quien solventó el gol en dos ocasiones peligrosas, una de Morata y otra de Piqué.

El potente ataque de Italia fue otro de los grandes factores para la derrota española. El dinamismo, la técnica apurada y el juego de avance de la “BBC” juventina compuesta por Andrea Barzagli, Leonardo Bonucci y Giorgio Chiellini fueron decisivos para arrasar con La Roja.

Italia se verá las caras con Alemania en los cuartos de final el próximo 2 de julio.

¿Es este el fin de una era para la selección española?